Entretenimiento

Prescindir de las redes sociales nos hace más felices, según un estudio

Prescindir de las redes sociales nos hace más felices, según un estudio

FNA

diciembre 30th, 2016

0 Comments

En 2016, parece imposible que nadie por debajo de los 50 años viva sin una red social. Instagram para ver fotos bonitas y descubrir lugares preciosos, comidas suculentas, y en general, vidas aparentemente perfectas; Facebook para poder estar en contacto con los amigos y ver las fotos de sus hijos y de sus mascotas; y Twitter, para conocer la actualidad, y, básicamente, para cabrearse o reírse de algo o de alguien.

Los que no tienen una cuenta abierta en ninguna de estos tres gigantes son prácticamente marcianos: Facebook tiene 1.600 millones de usuarios, Twitter tiene 320 millones e Instagram dispone de una base de 500 millones de usuarios. 

Pero los que viven sin estar presentes en las redes sociales no son unos apestados ni unos raros. Es más, aparentemente, son mucho más felices que aquellos que se entregan en cuerpo y alma al postureo de las fotos, los comentarios y los tuits. 

Así lo ha demostrado un estudio publicado por el Instituto de Investigación de la Felicidad (The Happiness Research Institute), una organización que analiza datos como el nivel de satisfacción o las variables que aportan bienestar a los seres humanos.

En el trabajo, se analizaron a más de mil usuarios de Facebook, de los que el 94% lo utilizaban a diario, el 86% prestaba mucha atención a las notificaciones y hasta un 78% reconocía que navegaba en Facebook durante al menos media hora al día, según deja constancia La Información.

Los autores de la investigación dividieron a los participantes en dos grupos: en uno de ellos, los miembros se comprometieron a no mirar sus redes sociales durante siete días. Los del otro grupo continuaron usándolas como habían venido haciendo hasta entonces.

Tras siete días, a todos los participantes se les sometió a una serie de pruebas psicológicas para medir su grado de satisfacción y de felicidad general. También se evaluaron la presencia o no de diferentes emociones, como el enfado, la soledad o la preocupación. 

Y los resultados fueron muy claros: aquellos que no había mirado las redes sociales se sentían menos aislados y más felices. Al parecer, la base de esta alegría se basó en que al quitarse temporalmente Facebook se dedicaron a hablar con más personas cara a cara, estrechando su relación con ellos.

Los autores del trabajo señalan que la posible fuente de infelicidad que emana de las redes sociales reside en que sus usuarios ‘venden’ que tienen una vida maravillosa cuando en realidad no lo es, generando una insatisfacción. Por ejemplo, el 61% de los estudiados reconoce que solo publica cosas positivas sobre sí mismos. 

Respecto a la tristeza, un 34% de los que usaron facebook aseguraron sentirse así, frente al 22% que dejaron las redes sociales. Respecto a la variable ‘disfrutar de la vida’ los que abandonaron Facebook puntuaron un 84% mientras que los que siguieron usando esta herramienta se quedaron en el 75%. Además, este último grupo reconoció sentirse más deprimido (33% frente al 22% de los no-Facebook) y más solos (un 25% frente al 16%).

La lección parece clara: dejar Facebook, aunque solo sea durante una semana de desintoxicación, es una decisión que nos puede hacer más felices.

Share on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook

YouTube

LinkedId